Babeando espero...
















 





Reflexionando a lo loco,
crítico y sin sentimiento,
dado siempre el subterfugio
te ha salido largo el cuento,
hay un devaneo intenso
en tu seníl pensadera,
muela falsa, mareadera
con intención de elevar
ese cuento del tabaco,
cosa de nunca acabar.

Si es posible prolongar
la salú y la vida plena,
hacer que valga la pena
viendo lo que está pasando
te preguntamos nosotros,
¿por qué has esperado tanto?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.