El Fallo.


Pienso que la equivocación mayor, el error inmenso respecto a lo que pasa en Cuba está en esperar que lo que allí ocurra esté dentro de cierta lógica y se parezca, más o menos a lo que pasó antes en otros lugares y hasta a lo que pasa diariamente en cualquier esquina.
He ahí el fallo tremendo. Esperar algún atisbo de lógica, de comportamiento general, de acciones comunes, ya vistas, imaginables. 

Es lo que pasa en Venezuela, donde la gente cree que puede revertir el desarme del sistema con métodos hechos para evitarlo desde el poder, cayendo en esa trampa de la que Cuba es muestra real y ejemplo de qué pasa cuando un país se administra como una casa de putas, mal administrada.
Lo peor es comprender y asistir al espectáculo de ver como la masa es manoseada y conciente en delegar a cuatro cabrones el derecho a decidir.  Constatar que la ceguera es mucha y pareciera que hasta gozosa la penetración.
Por eso hay que darles cuero, chucho sin pausa y aprovechando lo que hay ahora mostrar lo que hacen, el doble discurso y aunque no nos crean hoy, tiempo al tiempo.





2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. pero la cosa sigue igual y lamentablemente con criticas no se cambia aquello y cuando aparecen 4 tipos con desembarco incluido pa acelerar el cambio a la fuerza entonces comienzan los gritos de terrorismo y otros males y el gigante de enfrente apoya y se jode la cosa y no hay manera, por lo tanto a seguir jodidos, es lo que nos toco, nos sacamos y nos merecemos por comer tanta mierda con un tipo que al final nos lleno de muela y no trajo na pal pueblo que no fuera miseria.

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.