Ñampió "El compañero Sara González" como una vez un presentador curda le dijo en un concierto patrio delante de mucha gente.  Salvo su tracatánismo y chivatiencia en pro de aquella mierda no hay mucho que decir. Con ella se va una parte de la banda sonora de la reinvolución cubanski, aquella de marcial empaque frente al luto impuesto y general, regado por los acordes de "A los héroes" y muelas por el estilo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.