El TRUCO y LA TRAMPA.


Activistas instan al Congreso a rechazar las medidas contra los viajes a Cuba.
'Los viajes y envíos han ayudado a las familias a reducir su dependencia del Gobierno e incluso les han permitido empezar sus empresas privadas', dice el Cuba Study Group.


Sobre el particular dos consideraciones:


Uno.

Empresas "privadas" de supervivencia que tributan impuestos onerosos por practicar oficios de la prehistoria económica y que lejos de liberar al individuo constituyen una herramienta de dependencia legal al sistema del que no pueden desprenderse en forma alguna.

Dos.
Activistas y cabilderos pagados e influidos los unos, ajenos y ávidos los otros,  que dentro de la maquina política norteamericana instan al gobierno de los Estados Unidos a suavizar el embargo económico para en su momento aumentar sus negocios e intercambios con el gobierno cubano en detrimento de la ciudadanía cada vez más empobrecida y rehén de una política sistemática de coacción y violación total de derechos básicos.

Pareciera que el Cuban Group necesita más Study.



Más en DDC

3 comentarios:

  1. se dice que el que hizo la ley hizo la trampa, no es cierto; primero hicieron la trampa para poder hacer las "leyes"

    ResponderEliminar
  2. Calderón, me monto contigo en la canoa. La respuesta mejor no puede ser. Breve y al grano. Eso, al grano purulento de la tontería y con el bisturí implacable. Rupi

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.