¿CUAL É TU DESCARO?



Vicente Feliú, propone  "Abolir la impedimenta a cualquier cubano que no tenga delitos de sangre o traición realmente comprobada, a entrar y salir del país libremente"  Significando esto que:

No hay que meterse en política, estarse calladito y portarse bien es lo que hay que hacer, si o si.

Cuando se regresa a Cuba de visita hay que sonreír en la aduana cuando te esquilman, frente a los guardias cuando te chulean y agradecer cuando te cobran una pila de dolares por llevar sobrepeso.

Una vez adentro cumplir con lo estipulado,volver a jugar el papel de ciudadano de tercera, tranquilito y dejar en el terruño todo el varo que trajiste.
Hacer penitencia frente al altar patrio, de rodillitas, una y otra vez hasta que el oficial de inmigración se acuerde de ti y te de el visto bueno.

Ser sumiso, cordial, complaciente y servicial. En caso de que esto último complique, servil.

Hablar bien de aquellos que te obligaron a irte en una balsa o casada con un viejo turista o de puto, y que no te dejaron volver hasta ahora por su pinga, Si cada vez que veas una foto de ellos los reverencias, estas en onda.

Y si tienes algún "delito de sangre" da lo mismo que hayas matado una vaca, a un tipo o roto un bollo, ni lo intentes, eso si no se prueba lo de "traición" que ya son otros veinte pesos.

Traición....¿A que?





2 comentarios:

  1. o es escribir un post como este, peor que cualquiera de los delitos de sangre que has enumerado. feliz noche buena.

    ResponderEliminar
  2. esos dos lo que fueron un par de descarados toda su vida y ahora siendo un par de viejos son mas descarados todavia...... vividores.

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.