Nota informativa del Gobierno Revolucionario



Desmiente una nueva campaña difamatoria que se orquesta contra la Revolución, en esta ocasión, ante la muerte del ciudadano cubano Juan Wilfredo Soto García, ocurrida el pasado 8 de mayo, por una pancreatitis aguda, en el hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, en Santa Clara


Resulta curioso que el desgobierno de Cuba eche mano al recurso manido de ponerle coletilla grandilocuente a su nombre cuando se le pone malo el picao, y aquí se puede ver, el “gobierno revolucionario” pone nota en la prensa oficial sobre la reciente muerte de un opositor en Santa Clara. Ahora, cuando la noticia corre como el viento se apuran recordando lo que les costo la de Zapata Tamayo, tratan de poner coto como si un parrafito impreso pudiese lavar la suciedad pegajosa que sobre su nombre ellos mismos han lanzado una vez más.

¿Culpables? Los de siempre. El imperio, la oposición, la prensa internacional y el copón divino, pareciera que creen que uno a estas alturas puede mamarse el cuento de que los enemigos salen de los rincones, esperan, atisban, calculan como destruir a esa vieja con colorete que se cae a pedazos y que repintan con eso de “gobierno revolucionario” en un intento de rescatar las antiguas glorias de aquellos primeros días en que el nombrecito era una marca registrada para vender lo que no fue a las finales.

Nosotros, los cubanitos de a pie no comemos de esa, sabemos que basta que salga cualquiera de ellos, que lo acepten de reojo, que lo admitan un poquito para que tenga cuño y todos estemos convencidos que la versión opuesta es la verdadera. 

Como dijo el chino, “cubano no son bobo”, al tipo lo mataron.

4 comentarios:

  1. no, y este toque: "En los últimos tiempos se vinculó a elementos contrarrevolucionarios, que lo usaron para sus actividades provocadoras."

    ResponderEliminar
  2. Asere y esa nota quien la redacta? El gobierno Revolucionario (ni que haya habido otro en 52 años) no tiene ni siquiera los timbales de firmar ese bochorno donde quienes unico lanzan una campaña difamatoria sobre el muerto son ellos. Es ahí que uno se pregunta si el responsable de escribir y publicar esta nota no es tan culpable del asesinato como los burros que lo molieron a tonfazos.

    ResponderEliminar
  3. ...pruebas patológicas practicadas al occiso.... Se mataron ellos mismos como chacumbele, porque occiso es el que muere de manera violenta.

    ResponderEliminar
  4. anonimo 8:10 muy buen punto el suyo, lo busque en el mataburros y tienes toda la razon, ellos mismos reconocen q fue muerto violentamente.

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.