DE REGRESO.



Aunque no se diga se sabe, cada día volvemos un poco y tan rápido que ya estamos allí, no cerca ni aproximándonos, hemos llegado ya hace mucho y para nuestro pesar definitivamente. Nos han traído de vuelta.

¿Adónde regresamos?, tenemos un gobierno dictatorial, que a falta de un hombre fuerte, tiene dos, una pléyade de militares, dueños de empresas otrora estatales y de otras creadas para pagar su fidelidad y su vista gorda, una gran familia castrense que castrada en lo mas intimo defiende "los valores de la patria y su integridad".Tenemos príncipes herederos y también princesas, mediáticas y adulonas con caras lindas para campañas de aprecio y reválida, avanzadas en ideas y generosas con los pobres y los "diferentes" por los que hacen cruzadas liberadoras y decentes. Tenemos burguesía y élite que viene de las altas esferas del poder con empresas en Europa y estudios en Estados unidos, nichos en los círculos empresariales de medio mundo y trajes Armani, tabacos de ley y anillos al dedo, magnates de lo ajeno que engalanan los salones de fama haciendo negocios y firmando acuerdos a las dos manos sin que les cuelgue sobre la frente adusta el mechón del que se apura.

Tenemos policía militarizada y corruptísima, abusadora, falaz, criminal y soslayada que cierra negocios turbios en solitarios parqueos y se matan entre ellos sin tapujo al mejor estilo de los carteles de Sonora, tenemos traficantes que forman parte del gobierno y funcionarios con cayos privados y cotos de caza para las vacaciones a tomar de tarde en tarde cuando huyen de la oficina refrigerada y el carro ultimo modelo; tenemos guardia rural y desalojos a la luz del día, familias en la guardarraya y niños sin techo, descalzos y comidos de lombrices y hambre rampante, flaquitos y desnutridos, de ropa pobre y padres desplazados que buscan empleo y dignidad.

Cuarterías paupérrimas donde se hacinan obreros manuales en la miseria del baño compartido y la llave de agua única y escasa cargada en carretillas noche a noche, ancianos mendigos que visten harapos y en las esquinas alzan la palma mugrosa al pasante, zares del contrabando, de alhaja fácil y billetera gruesa que en contubernio roban a ojos vista y paciencia de todos, monopolios que manejan las importaciones y suben los precios a su antojo, sindicatos penetrados y vacilantes del lado del patrón, peones en los campos que sudan un jornal de hambre, prostitutas a montones: jóvenes, viejas, alcoholizadas, drogadictas, espurias por decreto; políticos de quita y pon, plegados y cobardes, pobres por millares que arrastran la suela suelta, desmayándose por inanición en Monte, o Reina o Prado o 23.

Turistas americanos y europeos y asiáticos y latinoamericanos que llegan, se sirven, medran y se marchan, señores de lo hallado, dirigentes de rápido paso y ríspida sonrisa burlona, contratos millonarios de nuevos puertos y fabricas para unos pocos que se codean con los generales y los doctores que en recepciones de palacio estrechan manos y hacen promesas; cardenales tibios que ponen la cruz frente al pueblo y besan la sortija de quien los maltrata y veja, presos políticos, censura, control, chantaje, campos arruinados, ciudades arruinadas, mares sucios y puertas sin cerraduras, correo intervenido, teléfonos pinchados, policía política, acosadores, chivatos, testaferros de la fuerza, contingentes policiales, camiones lanza agua, anti motines con perros y bayonetas caladas, educación de doctrina, hospitales con ratas en los rincones y enfermos en los pasillos, muertos de frío y abandono en Mazorra y barrios exclusivos de gente bien y adonde no llegan los caminantes por lejanía y prohibición.

Dogma político, silencio, padre de la patria que respira y reflexiona, discursos, marchas, paradas militares, aniversarios con aviones y tanques y armas y paso de ganso, guardaespaldas, propaganda, medios de comunicación privados, obreros, campesinos y artesanos que sobreviven con oficios del tiempo de la colonia, despidos masivos, tiempo muerto y una larga espera que no termina nunca.

¿que pasó que volvimos al punto de partida?.





5 comentarios:

  1. Pasó que compramos un discurso y pagamos con un cheque en blanco y firmado por casi todos, cuyo monto fue creciendo año tras año, sin que nos interesara demasiado, hasta que nos vimos como estamos. Pero el trato ya estaba cerrado. Así de simple.

    ResponderEliminar
  2. Parece que hay un juego terrible en Cuba de llevar las cosas a los extremos, como en un nuevo tipo de experimento social, para ver hasta donde estira el chicle. Ese juego es bien peligroso ...

    ResponderEliminar
  3. ES verdad tendriamos que seguir trabajando 18 horas al dia, y no tener vacaciones no vale la pena que suframos nosotros para que los futuros niños de una buena vez tengan vida dichosa, que caraj no nos damos cuenta que no pudimos contra el imperialismo, logramos demasiado ppoco, asique a unirsele, que no queremos sufrir

    ResponderEliminar
  4. Como dijo la nenita pionera de alma, aqui todos aprendimos lo que es un desalojo, es verdad... yo ni sabia lo que era eso, pues clarisimo hasta las risas chico, que no es pa que nos engañes mejor, es pa que nos demos cuenta, quienes son capaces de hacer lo que sea por mas o por menos????
    Y pues esta bien sean de la calunia que sean merecemos que nos traten bien, hay que ver el trasfondo, es una noticia hueca, pero si es el primero de algo que no debia sucedeer, pues bien que lo paren a tiemp, que no siga, pero "AQUI NADIE SABIA LO QUE ES UN DESALOJO" COMO LO DIJO, CLARISIMO... UNA GIGANTE

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.