A Esos, los buenos.


Nosotros hicimos una campaña, llamamos la atención de la opinión mundial, enviamos recursos, y cuando no fue suficiente y la gran peste parda de Franco ya amenazaba la república cruzamos el Atlántico para dar la vida por España y su pueblo, estuvimos en las brigadas internacionales, pasamos frío, hambre, fuimos heridos, muertos, después, con la derrota abrimos los brazos para que a ningún refugiado le faltara suelo y ayuda, y los quisimos como propios y nos dejaron su huella y los quisimos como hasta hoy porque fuimos uno, en la miseria y en la abundancia.

Por eso duele el payaso con nombre de ballena, mas bruto que una puerta, Morantinos con su bajeza, el rapero de marras y pocas luces que repite y pone sin saber ni cojones, y esta indignación de no estar allá ni ser mas grande ni mas conocido para decirle en su cara las sencillas razones de porque el 30% de la población de un país ha huido de un gobierno despótico que lo anula.

Engrandecen los españoles buenos que se suman a nuestro lado y dan el hombro, la mano y la esperanza, a ellos, que son más. gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.