APOYOS


El que no sabe es como el que no ve, bajo esa premisa hay que comprender a mucha gente que ha metido su infausta cuchara en el plato ajeno que es nuestra isla y su orden de cosas, ellos remueven sin invitación, nosotros tratamos de explicarles los mas, inculcarle los menos sobre las cosas que nos ocurren, informarles de la verdadera situación que nos conmueve. Ellos se tapan los oídos y desde sus cómodos lugares hacen la vista gorda con la situación.


Ignorar a Cuba es vivir en una casa con un cadáver en la habitación contigua y pretender que no se siente el olor putrefacto que emana, es además vivir con el verdugo que es responsable de su muerte, de su tortura, opinar a la ligera sobre un asunto de tal envergadura es prestarse a la payasada, a la mísera opereta de actores escogidos que orquesta el régimen de La Habana, es lógico suponer sin que medie mas información o mucho estudio que un gobierno regido durante medio siglo por un tipo de uniforme no es precisamente una democracia.


En esta parábola se mezclan recursos últimos que no por conocidos dejan de ser convincentes, a todos los dictadores anteriores les quiso el pueblo en demostrado amor propagandístico, a todos les agradeció lo dado, pero al final todos ellos fueron destruidos con saña por esos mismos entes felices de documentales y noticias, ¿Por qué no aprendemos del pasado?, mas cuando la historia es conocida y se sabe como acaba. La gente de la isla no existe, esta anulada detrás del régimen que la pisotea con la anuencia del mundo entero, un mundo que puede ver mas allá de la atmósfera pero no lo que pasa en ese punto del caribe, un mundo que se apoya a la izquierda y manda su palabra certera a los criminales que maltratan y torturan a gente inocente, pero no importa mucho lo que pase, la democracia es un imposible del que se sabe los salvajes de Latinoamérica no saben gozar, para ellos es recomendable el hombre fuerte aupado por un poder extranjero ya sea Madrid o Washington.


Por esto puede un actor del otro lado del mundo repetir una línea escrita en un despacho oficial de la dictadura y todo el mundo le cree, cuando los pocos que hemos huido de esa muerte que significa el vivir en oprobio lo denunciamos automáticamente obtenemos una victima que hay que defender y proteger de la prensa que lo ataca, ¿acaso nosotros, los desterrados, los presos, los torturados, los anónimos, no merecemos defensa?. Aquí se ve la manera de gobernar el mundo que tienen los señores que desde sus oficinas rigen los destinos de aquellos que los mantienen, a un país con una dictadura como la de Cuba no se le puede dar un trato democrático, al hacerlo se le reafirma, se le alimenta, se pinta con colores legales un crimen del que somos muestra viva.


En el medio de la isla un hombre esta muriendo de hambre para presionar al gobierno y pedirle la liberación de sus compañeros de ideas, los médicos le dan dos días de vida máximo, ya hay otro dispuesto a tomar su lugar cuando fallezca y seguir con la protesta hasta morir también, ¿Cuántos muertos de hambre necesitaremos para la base de nuestro nuevo país?


Cuándo se vean los crímenes atroces, la miseria a la que fuimos condenados, el hambre, la división, las familias separadas, los presos, la tortura, cuando se sepa como cada día se esta sabiendo mas de la coacción y el miedo, de la represión y el abuso, ¿vendrá Willy Toledo a decirnos que se equivoco o Lula a hacer negocios en nuestro país como si no hubiera pasado nada?. Nos queda esperar, trabajando.


http://www.elnuevoherald.com/2010/03/11/672820/otro-disidente-se-compromete-a.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.