INOCENCIA.



Las cosas son así, protestan, gritan, aplauden, para ellos es una lucha tremenda el conseguir un poco de calidad en la comida, agua para el aseo, un espacio, de ahí las cosas vienen solas, derechos, libertad de expresión, lideres, ser oídos y ya la cosa no esta bien, contra ellos están desde hace mucho tiempo el grupo cómodo de arriba, para ninguno de ellos lo que les ocurre a estos estudiantes o a los ciudadanos comunes es importante, el arroz esta sucio y el calamar, una mugre incomestible, pero estos muchachos en su inocencia no entienden que ellos no son importantes porque no tienen nada que dar, ya lo dieron todo y nacieron baldados, cojos de las dos patas, si no tienes dinero o poder o prestigio no me sirves, así que a tu rincón, a cumplir y a callar, los mandos medios de la escuela, inútiles no logran acallar la protesta con regaños de colegial, los chicos se mueven, hablan, se sienten, es ese pequeñisimo sabor a gloria que deja la libertad cuando se prueba aunque sea un poco y siguen jodiendo y dicen que no paran hasta que los problemas se resuelvan, ¿unos?, no, todos. Buen sintoma, así comienzan las revoluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.