A MANDIBULA BATIENTE

Amaury ha vuelto al cubil, allí se descarga y analiza su estadía en la capital del exilio, mete su muela y se delata, como buen chivatiente, la cosa suena a - eso era jodiendo, los singaos estos están del carajo, ¿yo quedarme?, jajaja, ni loco¡¡-bueno, a algo asi suena la diatriba del maxilon, en algo no esta errado, a mandíbula batiente fue la alegría demostrada, y teniendo en cuenta el peazo e quija que se manda, seguramente fue mucha, viva la hipócresia señores.

1 comentario:

  1. ultimamente no salgo de una nausea para entrar en otra. que gente caballero pero que gente!!!!!

    saludos, calderon!

    ResponderEliminar

Dimelo cantando.