Retorica y Palabreria.

Por estos días el señor Lagarde ha vuelto a las andadas de siempre, en un blog que maneja y a falta de nuevos frentes ha comenzado a publicar una serie de imagenes que intentan hacer caer en el ridículo al dibujante cubano Alen Lauzan, haciendo uso de antiguas caricaturas del mismo autor y montajes lo acusa abiertamente de traidor y de ser usado por los Estados Unidos como un medio de atacar a la dictadura cubana. Resulta curioso repasar un poco la retorica usada dentro de la isla por los medios en contra de aquellos que los incomodan o se les enfrentan, Lagarde echa mano al consabido "traidor" que tantas veces al igual que calificativos como desertor, quedado, vendido, etc son usados a caja destemplada en las publicaciones y griterías de los de allá que se mueven a la sombra del poder verde y corrupto del regimen. Vale la pena preguntarse como lo hacen muchas veces los desentendidos, ¿traidor a que?, el cubano que emigra lo hace mayoritariamente como ultimo recurso y tabla de salvación ante un sistema que lo esclaviza y lo niega constantemente, pareciera que solo en el extranjero es donde logra convertirse en un ciudadano común sin mayores implicancias que el respeto por las reglas de allí donde se encuentre, ninguno sale de Cuba expresamente para ir corriendo a contarle a nadie pormenores determinados y abiertamente hacer traicion a nada en especifico, mas bien lo que se busca es hacerle el quite al aparato diabólico que es la dictadura en todo sentido.

Una vez fuera, el perfil escogido por la mayoría inmensa de emigrados es mas bien bajo, durante años para los que logran salir la psicosis de lo vivido sera un imperativo que corta todo animo de manifestarse abiertamente contra lo que quedo atrás, curarse de estos espantos es cuestión de tiempo en algunos casos, mucho, en otros la cura lleva toda la vida, una vida de miedos e incertidumbres que ha llevado a diferencia del inmigrante común a no ser capaces de establecer vinculos de comunidad ni sociedades de socorro allí donde se encuentren por el temor presente de saberse penetrados y en constante vigilancia por los órganos de seguridad y los múltiples agentes del gobierno cubano sembrados en cuanta geografía habiten nuestros coterraneos. Para gente como Lagarde los tiros siempre son en un solo sentido, "los otros" son los usados por una poder extranjero, los traidores siempre están en la otra orilla, fuera de Cuba habitan los pusilánimes y los cobardes que dieron la espalda a un proceso glorioso y emancipador que en realidad no es mas que una cofradia de unos pocos que han envilecido a la nación y corrompido por ignorancia y tiranía a una ciudadania condenada al ostracismo y la miseria, no hay amor en negar con mentiras las verdades que la vida deja ver en cualquier lugar de la isla y tratar de embellecer la realidad cruda con propaganda de tercera, ¿acaso no es traición también lo que hacen día a día todos los que detentan el poder en la isla?. La mayor de la traiciones y cobardías esta en acallar las voces disidentes por el simple hecho de que no se tiene la decencia de aceptar que lo hecho hasta hoy ha sido todo mal en su mayor parte, reprimir al igual, condenarlo a la huida de trasnoche, al delito es una acto mas criminal que cualquier intentona contra el orden establecido, al cual se le teme por poderoso y dador de regalías a cambio del silencio complice.

Cobardes de esta laya no tendrán cabida en la nueva república que nos tocara construir algún día, tratemos todos juntos que no haya perdones ni omisión para esta crápula que es tan culpable como la dictadura por ayudar a mantenerla con sus mentiras, la ruina esta ahí, la gente oprimida y castrada, esas son suficientes muestras de una verdad latente y palpable que gracias a Dios, no hay manera de ocultar.

Imagen, Guama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.