España.




España es la madre patria, aquella que supo dar a la isla lo mejor y lo peor de si misma, la cuna de nuestra música que mejorada hasta el paroxismo puso a bailar al orbe completo, la de las recetas de cocina, de los gallegos de bodega, los curros y el modernismo catalán que lleno la Habana de edificios magestuosos. Es el punto de orgullo de muchos que la saben norte de nuestra idiosincrasia, uno de los componentes, el mas fuerte en este caso, de lo que somos como nacionalidad, la península adorada, la sufrida España blanca de la esperanza, la negra, toda en si. No hay cubano que no quiera a España, mis abuelos eran hijos de españoles y por lo tanto un poco ellos mismos, costumbres, dejos, palabras, una costante en la vida de todos, unos personajes de dibujos animados, un sentimiento especial, una vida. Pero es también la que se ha olvidado de la siempre fiel, de los cuerpos que dejamos en la guerra civil, de la acogida de las grandes migraciones de los años veinte, de la buena voluntad que permitio que acabada una de las guerras de independencia mas cruentas de la historia dos pueblos se mirasen de frente y se diesen un abrazo sin odios de ningún tipo, es la del cabildeo con la dictadura, la de las medias tintas, la del descaro abierto, a lo mejor los políticos de antes eran menos europeos y mas mundiales, sentían mas apego por aquella tierra que dio a manos llenas cobijo y amor a quien lo pidiese, la que fue capaz de dejarlos crecer y llenarse de gloria entre cañaverales y palmas verdes, y no pidió nada a cambio esperando que cuando fuese menester la España agradecida nos ayudase a surgir, pero huelga la pregunta, ¿de cual España hablamos?, esa que encumbrada en su Europeismo intenta mirarnos desde arriba no es mi España, la que se debate en acercamientos fútiles con la dictadura, la que se agacha misera frente a un par de tipos que desgobiernan una islita en medio de la nada llena de miserables sin mas futuro que los sueños no son de mi España. La mía tiene el pabellón republicano en alto, con rey o sin el, tiene las muñeiras, las ansias de ser, la gracia de aquellos que llenaban el centro Asturiano o La Tropical los domingos, es esa España, la que es madre amantisima la que guardo aun sin conocerla, esa es la que vale. ¿Porque Morantinos viene a hablar en nombre de una España que se doblega ante los caprichos de un dictador de cuarta?,¿que busca?,¿que gana?, Cuba es mas que un gobierno de facto, que una dictadura de dos o tres, Cuba sera de nuevo la república que luego de cincuenta años de mal llevar se alzara de las ruinas y dará al mundo que hablar, libre de traidores y de cobardes, ¿sera entonces cuando España volverá a darnos la mano como antes?,¿nos la dio ayer por nuestra riqueza,nos la niega hoy por nuestra misera condición?, espero que no. España es mas que eso y el pueblo lo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.