La Plaza esa.

Siempre me llamo la atención cuando estaba vacía porque llena no era mas que la enjundia de cabecitas y cartelones, la plaza cívica, punto escogido pa la concentradera y la gritería del egocéntrico mayor no pasaba de ser un simbolo mas de la revolución, por eso me gustaba cuando estaba vacía y se podía mirar la raspadura de cerca y al Marti con su cabeza de cinco toneladas sentadito en su pensadera mirando a la ciudad moverse al compás de la rumba verde, alrrededor los edificios del centro cívico, la biblioteca, el ministerio este y el otro, el palacio de la revolución y encima de uno el cartelito de letras apagadas que prometía mantener las comunicaciones en tiempo de paz y de guerra sin que se necesitara un tiro pa que las mismas fueran mas un milagro que un logro tecnico. Con el caballo enfermo la plaza se quedo vacía, cambio, el segundón eterno puede llenarla pero no la hará brivar como el hermano, es mal mentiroso, de a poco Marti se esta quedando solo de espaldas a ese coloso que se construyo para palacio de justicia y que termino siendo la guarida de los injustos, ahora hacen conciertos por la paz sin fronteras de donde salen trasquilados los personajes estos que vinieron vestidos de blanco a verle la negra conciencia a la dictadura y la explanada recalentada y vacía se deja cruzar de vez en cuando sin mucho lío, a lo lejos en los jardines llenos de guardias del Minint se deja ver algún verde pero en la plaza misma todo es asfalto, cemento y mármol, algun cesped y poca sombra,¿ que diría Marti de verse condenado a la canícula implacable donde fue a parar?, el día en que la tercera república se instaure que hagan de aquella loma algo mas útil y menos pomposo, mas amable con la gente y con la ciudad a la que tanto le hace falta mas hechos y menos palabras.

Imagen. Proyecto original de la plaza de la republica o plaza civica. Secretos de Cuba.¿se imaginan al Fifo Costra arengando con esa columnata de fondo?, demasiada Neroniana la imagen, a fin de cuentas igual nos dio candela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.