LA PEDRA DE STONE...



Oliver
vuelve a las andadas, esta vez se pasea por el sur de de la frontera para mostrarnos quienes son los presidentes que en variopinta sucesión están gobernando a la región ingobernable del continente, como siempre los americanos son los malos, los equivocaos, esos que juzgan antes de tiempo, a Chavez lo tildan de enemigo publico, a Correa, de ser malo malito, malo, Evo de además de enano, indio pa mas desgracias y al resto de todo lo demás, Stone vuelve a jugar con el poder, a arrimarse a su buena sombra como lo hizo una vez con Fidel hace unos años, "limpia" la imagen de esta gente, los presenta aupados por las masas arrebatadas de sueños, de esperanzas, ayudando a forjar la imagen de salvadores que tan bien queda en las cámaras de la prensa acomodaticias de los entrevistados y en el imaginario del mundo donde se ven alzarse nuevos Fideles y Ches por todos lados.Nadie ve la otra parte que esta vez nadie quiere ver, Cristina con su marido que si algo sabe es hacerse el bizco de un día para otro triplicaron sus fortunas personales, Chavez esta mandando dinero a raudales para ir sembrando gobiernos afines en la región mientras se militariza y amenaza a sus vecinos comprandole armas a los rusos, Telesur se erige como una emisora que se encarga de adoctrinar a los imbéciles que la ven las 24 horas del día y nadie parece sentirse amenazado, en el peligro real que supone estos intentos de pasar a rojo o rosado las cosas. Yo vengo de Cuba y de su miseria que en su inmensidad se hace increíble, conozco los CDR que ahora son novedad en Ecuador, viví el racionamiento durante toda mi vida, hambreado y agónico de la dieta política y el facilismo revolucionario en una sola vía, ya conozco como buen cubano lo que hace Oliver y atento esquivo su pedrada directo a mi cerebro, proyectil que sin embargo se estampa con su carga indiscutida en el ojo del otro que desde ya confundido parece alzar el puño, yo por las puras, el día que en la calle de este exilio cualquier desconocido me suelte un compañero frugal no se donde amaneceré al otro día pero estoy seguro que sera lejos de esta América de mala memoria y siempre, siempre para mal de muchos en desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.