El cuento...

Hay un cuento, un chiste, que como todos los cuentos de nosotros, pa joder, pone a Fidel en la plaza, en pleno discurso, y esta el tipo en la muela y le dice al pueblo, que este año y gracias a que cosas van a dar mas huevos a la gente, y el pueblo, en uno de esos arranques aprobatorios de corderos que nos dan a nosotros contesta a una voz, pio, pio, pio¡¡¡¡ piando como pollos que somos, y el Comemierda en jefe se queda mudo de asombro y como que no entiende la respuesta, enseguida salta un rascapanza oficial de turno que para estas fechas debe vivir por ahi y haber publicado sus memorias, a explicarle al tipo que debido a lo mas comun en la alimentacion de la gente se adquiria un poco la condicion de aquello que se comia, y era ahi el porque de tanto huevo, estabamos piando, comprendida la explicacion de marras, el fifo respondia con un sonoro MUUUUUUUUU¡¡¡ de asombro total con lo que acababa el chiste, entre carcajadas y reflexiones, y asi, de colofon, de tanto miedo y tanta mierda que hemos comido en estos años el concierto de Juanes en La Habana terminara en una ovacion general de gente que hara como que cree que "escapo" un rato de la desidia total viendo al colombiano cantar de tres a seis con la pleyade de prestaos que le acompañen,(linda mezcla, Juanes, el colmo de las letras malas y la guitarrita sin background y los Van Van con su chabacaneria de quinta, y con lo mal que suenan las cosas en el malecon, ventolera por medio). Al final, la ovacion entusiasta y voluntaria-obligatoria seran chillidos de ser que fenece en medio del calor tropical, por una paz que sera en mucho la de cementerio de Colon y despues, calabaza, calabaza, que este mes, como siempre, no habra huevos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dimelo cantando.